Custodia compartida para que las niñas puedan llegar a la Luna

Mamadrastra

Sí, soy feminista. Sí, creo en la custodia compartida. No, no me he pasado con los gintonics. Feminismo y custodia compartida no son términos antagónicos, es más, son conceptos que pierden el sentido si no van de la mano. Hoy voy a explicar por qué.

Hace años, mientras preparaba mi doctorado, leí a Anthony Giddens, uno de los sociólogos más importantes que existen en la actualidad. En su obra titulada  La transformación de la Intimidad: sexualidad, amor y erotismo en las sociedades modernas, aborda un tema que, en ese momento, me resultó muy interesante y que me ha servido para profundizar en mi visión sobre diversas cuestiones, como el aborto o la custodia de los menores.

Guiddens reflexiona sobre lo que él considera uno de los mayores logros de las sociedades modernas: la incorporación del hombre en la crianza de los hijos y la aparición del concepto de…

Ver la entrada original 1.366 palabras más

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Dictadura de género. Guarda el enlace permanente.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s