Carta a “su madre”: te presento a tu hija

Mamadrastra

Se acercan las vacaciones y con ellas las temidas funciones escolares. Digo “temidas” porque la madre de mi querida hijastrita tiene una vena artística muy desarrollada (y una vergüenza muy escasa) y, si el evento se lo permite, no deja pasar la oportunidad de deleitarnos con una de sus fantásticas actuaciones estelares. Además, como buena macarra, se lleva de camarilla/guardaespaldas a su padre y a su madre (de un analfabetismo emocional que resulta pornográfico), y que como si hubiesen salido de una peli de Berlanga, no dudan en ponerse a gritar y a increpar al padre de su nieta siempre que tienen ocasión. Todo sea por demostrar que son una familia coraje, el padre de la niña un delicuente y su hija una santa.

Aunque todavía falta una semana y pico para que les den las vacaciones, ya hemos asistido a alguna función: graduaciones, extraescolares, días especiales… Y una vez…

Ver la entrada original 1.064 palabras más

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Dictadura de género. Guarda el enlace permanente.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s