Estas son las progres catalanas: La concejala de Igualdad de Vilafranca del Penedès comparte mesa en una mezquita sólo con hombres mientras las mujeres comían en un rincón

Verdades que ofenden..

En la imagen, el director general de Asuntos Religiosos de la Generalitat, Enric Vendrell y Montse Arroyo concejala para la Igualdad. Detrás de ellos, las mujeres.

Las imágenes son tan patéticas como el propio personaje, un subproducto político de esa Cataluña sucia, enferma, mixta, sectaria y vulgar. Señalaba el maestro Manuel Montes que el refinamiento ideológico de la progresía se acentúa cuando desempolvan las acusaciones de racismo y xenofobia si alguien osa alertar de los peligros del integrismo en templos y oratorios, pero utilizan toda su artillería verbal y demagógica cuando algún sacerdote católico se atreve a expresar alguna orientación moral dirigida a sus fieles. Si un obispo opina sin imponer o recomienda sobre cuestiones morales, parecen reventar, por la reacción de los izquierdistas, las costuras de la sociedad; si un imán aconseja castigar a las mujeres, les dicta la forma de vestir y pretende coartar la libertad de expresión de todos e instaurar el delito de blasfemia, debe ser admitido como muestra de una particularidad cultural y religiosa.

Esta disposición de la izquierda feminista hacia…

Ver la entrada original 512 palabras más

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Dictadura de género. Guarda el enlace permanente.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s