La famosa discriminación salarial de las mujeres… ¿mito o realidad? Responde Eurostat.

            Coincidiendo con el Día Internacional de la Mujer, ha emitido Eurostat, la agencia europea de estadística, un interesantísimo informe sobre los desajustes existentes en las retribuciones salariales en nuestro continente entre hombres y mujeres, que por su alto interés traigo aquí para Vds..

El principal titular reza como sigue: “las mujeres ganaron como media un 16% menos que los hombres en Europa”. Porcentaje que en el caso de España se eleva al 19,3%.

Después de titular de modo tan aparatoso, nos aclara luego que la diferencia corresponde al que llama “gender pay gap in an unadjusted form” [agujero salarial por sexo “desajustado”], para por fin, en nota al final del informe, decirnos qué es aquello tan misterioso a lo que denomina “desajustado”:

“El indicador ha sido definido como “desajustado” [es decir], no ajustado a las características individuales que puedan explicar parte de la diferencia salarial”.

Lo que en román paladino quiere decir que lo que el dato expresa es la media de todos los salarios que están recibiendo los hombres respecto de la media de todos los salarios que están recibiendo las mujeres, pero no trabajo por trabajo, sino en su totalidad, sin considerar el trabajo desempeñado.

Para valorar la clase de puestos que ejecutan hombres y mujeres aporta un único cuadro que es el aquél que diferencia entre puestos de dirección y puestos que no lo son, cuadro según el cual, la media de puestos de dirección que copan las mujeres asciende a un exiguo 33% (que en España, incluso se queda dos puntos por debajo, un 31%).

Puestos ambos datos en relación, -es decir, que copando “sólo” un tercio de los puestos de dirección (que representan salarios sensiblemente mejores), las mujeres en su conjunto (todas, directivos y no directivos) “sólo” cobren una sexta parte menos que los hombres de media-, la conclusión no puede ser otra que la siguiente: a igual puesto de trabajo… mujeres y hombres ganan prácticamente lo mismo(1). ¡¡¡El mito intocable de la discriminación salarial de las mujeres respecto de los hombres a igualdad de puestos de trabajo, por los suelos!!!

Queda por explicar por qué las mujeres alcanzan con menor frecuencia los puestos directivos que los hombres, algo en lo que, según el mismo informe que analizamos y a diferencia de lo que ocurre con el salario medio, sí parece producirse una diferencia, o si lo prefieren Vds., una “discriminación”.

No voy a ofrecer una respuesta que todo un instituto europeo de estadística no se atreve a ofrecer, pero sí voy a aportar dos datos para que los consideren Vds. en el modo que estimen oportuno: el primero, que por lógica ley de naturaleza que hasta ahora el ser humano, por muy europeo y progresista que sea, no ha sido capaz de subvertir, la mujer, de un modo absolutamente libre, natural, deseado, voluntario, procurado y autoimpuesto, se retira del mercado laboral para la cría de sus hijos un número de años que puede ascender (el informe no aporta el dato pero debería hacerlo) a un período de entre 5 y 10 años de los 30-35 que dura una carrera profesional media, lo que como es fácil de entender, lastra su acceso a los puestos directivos.

El segundo, -no por sorprendente menos revelador-, que según los datos que el propio informe de Eurostat aporta, países tan “inesperados” y tan paradigmáticos del “progresismo social” como Alemania, Austria, Dinamarca y Holanda, arrojan en lo relativo al acceso de la mujer a puestos de dirección datos no sólo inferiores a la media europea, sino incluso sensiblemente inferiores a la española, con un 29% los dos primeros, Alemania y Austria, un 28% el tercero, Dinamarca… ¡¡¡y un 25%!!! el cuarto, Holanda; mientras que es en países cuyo nivel de progreso y bienestar son indubitablemente inferiores, donde la mujer alcanza las mayores cotas de acceso a la dirección: Bulgaria y Eslovenia (37%), Polonia (38%), Lituania (40%), Hungría (41%), Letonia (44%)… ¿No será, digo yo, por no poder permitirse, aunque quisieran, abandonar el mercado laboral para la crianza de sus hijos?

Que hagan Vds. mucho bien y que no reciban menos. En esta columna seguiré esperándoles mañana, ¡acompáñenme!

(1) Aunque el informe Eurostat no aporte los inputs necesarios para obtener el resultado sobre datos reales, las matemáticas demuestran que con que uno de cada cuatro personas que trabajan pueda ser engrosado en la categoría que el informe llama de “directivos”, y con que esos directivos cobren un 64% más de media que las personas que no lo son (0,25 x 0,64 = 0,16), hipótesis las dos más que plausibles y hasta conservadoras, bastaría para disolver ese gap del 16% existente entre el salario medio masculino y el salario medio femenino. Es más, si se considerara en el rango de directivos un ratio superior (por ejemplo uno de cada tres trabajadores y no de cada cuatro), o que la diferencia de salarios entre directivos y no directivos es superior al 64%, entonces habría que aceptar…. ¡¡¡que son las mujeres las que ganan más que los hombres por hacer el mismo trabajo!!!

Esta publicación es copia de este artículo
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Dictadura de género. Guarda el enlace permanente.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s