Racismo y misandria: las similitudes de sus discursos

¿Quién se beneficia de tu hombría?

Como este tipo de artículos tienden a ser malinterpretados, quiero dejar claro que no estoy comparando la situación de los varones con la de las minorías raciales. Tampoco pretendo decir que el efecto de los discursos antimasculinos sea comparable al de los discursos racistas, como los horrores de la Historia demuestran (genocidios, linchamientos, segregación, esclavitud, etc.), aunque no por ello dejan de ser un asunto grave. Lo que quiero señalar son sencillamente las similitudes que he encontrado en los discursos de quienes albergan prejuicios hacia ambos grupos (que obviamente no son excluyentes) y por qué son importantes.

A buen seguro que en algunos de los puntos sobre estereotipos masculinos, particularmente en lo que respecta a la violencia y el crimen, alguien dirá “¡Pero es verdad!”. A ello he de decir que si bien es cierto que la mayor parte del crimen violento, por ejemplo, es cometido por varones, sólo una…

Ver la entrada original 4.160 palabras más

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Dictadura de género y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s