La Organización Mundial de Salud y los hombres: cuando el prejuicio se convierte en política

¿Quién se beneficia de tu hombría?

Hace unos días la revista Mujer Hoy  entrevistó a María Neira, directora del Departamento de Salud Pública y Medio Ambiente de la Organización Mundial de la Salud (OMS), institución dependiente de Naciones Unidas. El siguiente intercambio fue especialmente revelador:

Dicen que las mujeres son el motor del cambio en el Tercer Mundo. ¿Hasta qué punto es así? 

Si me lo preguntas es porque quedan dudas, y no debería quedar ninguna, porque el empoderamiento de las mujeres es una de las medidas más rentables en materia de desarrollo. Si das dinero a una mujer del Tercer Mundo, el 90% irá a la familia, a zapatos para los niños, a comprar semillas para asegurar la cosecha del año siguiente, al bienestar del grupo en general.

Y no pasa lo mismo con los hombres… 

Pues no. Lo vemos en el África subsahariana. Las familias las sustentan las mujeres. Hay un hombre que…

Ver la entrada original 1.208 palabras más

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Dictadura de género. Guarda el enlace permanente.

Comentarios

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s